Páginas vistas en total

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Meditabunda somnolencia

Menguada es la esperanza vana
que por los destrozos aun vaga.
No dejes escapar la pestaña
antes de soplarla.
No pienses que las nubes me traman
mientras yo miro al cielo
distante y pétreo.
Pídele a la angustia un deseo
mientras aun quede aire,
mientras tengas ganas
de errar en la calle.
Escóndete entre los sonidos
y de cuando en cuando
despiértate.
No sigas las señales
ni tampoco olvides tus pasos.
Cuando tu estés lejos
yo caminaré por la noche
cual misterioso misterio,
y las dudas saben mejor
que la explicación pobre.
Tengo ganas de que algo dure,
que nada perezca.
Pero todo se apaga
en sombría humareda
o en mi lejana tierra.
Todo comienza
pero nada se me acaba.

1 comentario: