Páginas vistas en total

lunes, 9 de marzo de 2015

No existes

Se volvió una rutina, se convirtió una pesadilla, una cadena que destroza la mirada y el recuerdo.
Me cansé de las mismas palabras, de las mismas tentaciones, de la urgencia, de la desesperación.
Volví a pasar por aquella puerta, la veo casi todos los días. Ahora hago un camino mas largo para no pasar por allí. Hace poco me dijiste que te acordabas... y si tú te acuerdas, me condenas.
Pegado al paradigma de soñar cosas del pasado y no inundarme en el incomprensible mundo de lo onírico. Nada nuevo, solo un ancla pegada a aquel portal.
Recuerdo la humedad de la lluvia, de mis lágrimas. En el portal se urgieron historias de mañanas, tardes y noches. Me condenaste a seguir en tierra antes que acudir a mi entierro.
Negaré siempre tu existencia, pues no existes, no existes, no existes...pero con tu llamada te volviste real. Nunca, nunca, nunca...fue la palabra que mas oí de tu boca antes de que desaparecieras.
Estoy tan cansado que seas el núcleo de mis poemas. Soy arquitecto de palabras y sigues rondando mis sonetos sin que yo te convoque. Eres, pero no quiero que seas. Quiero que mueras, pero en mi cabeza.
 Doce de la noche, suena un teléfono:
-¿Te acuerdas de mí?  (sonido de un llanto), te extraño...(silencio)
Mi cabeza solo profiere maldiciones pero mi voz no reacciona.
-¿Sabes quien soy?- dijo ella
-Lamentablemente sí...
(¿Por qué llamaste?, ¿que haces?¿ como conseguiste mi numero? déjame, cuelga, vete, desaparece de mi mente, No existes.)
Tanto tiempo escapando al mismo lugar con mis fantasías, Tu voz me hizo dar cuenta de que todavía dependo te tu aroma, pero no existes, no quiero que existas, pues atormentas mi libertad en cada paso, en cada respirar, en cada esquina espero que estés vos.
Que oportuna tu llamada... me vuelves a mandar las conversaciones y las fotos que creía borradas.
Allí en esas fotos se encuentra la única mujer que he amado y recordaré, aquí estoy yo, al que olvidan siempre y recuerdan para destrozarlo.
Vuelves a mí triunfante, pero yo caigo de nuevo. {Tu mirada estará sedienta de verme caer una vez mas}. Tu no sientes nada, pero yo retrocedo todo lo borrado, y se vuelve a escribir.
-¿Mañana nos vemos?- dijo ella
-Todavía no
Si te veo otra vez, me derretiré en su mirada... ¿si te veo me dejaras ser libre?
Te veré salir de tu portal, no habrá escapatoria... me verás y me hundirás de nuevo, te conozco. Te me acercarás y estaré temblando. Seremos de nuevo desconocidos, y te aproximarás poco a poco con esa sonrisa inolvidable, repetiré a cada paso que des, no existes, no existes, no existes...Me saludarás como si no hubiera pasado nada, como si fuera tan fácil obviar lo que para ti fue tan simple y para mi un infierno. Conseguirás lo que te proponías, que viniera suplicando revivir el recuerdo.
Y ahí estarás, el fruto de mi tormento, y sé que todo lo que haga no será bueno. Me olvidarás de nuevo y yo continuaré fingiendo, condenado a mi soledad.









No hay comentarios:

Publicar un comentario