Páginas vistas en total

martes, 16 de septiembre de 2014

Segundo capitulo: "El primer grito"

El sol se alza imponente, resaltando el verde de las montañas de mi tierra. Un ave cruza el cielo sin obstáculo, proyectando la sombra mustia y borrosa. La paloma tiñe el prematuro atardecer en donde las nubes enturbian ya la diáfana celosía brillante.
La pluma cae sobre las manos de unos pocos, mientras todos nos tapamos la boca. Disfrutan del silencio mientras es inminente el sonido. La mecánica de todos es un claro engranaje bien forzado y oxidado.
De pronto, la nube se cierra poco a poco en un lento afán por el silencio. Mientras todo duerme la quietud y el silencio parecen ser sinónimos de paz...
Algo rompe el silencio en la sutileza, en gradual melodía amenazadora. las trompetas se están acercando. No tardan en dispararse las alarmas, que en definitiva, rompen la melodía que precede a la muerte.
Todos corren, ya no hay bocas tapadas, sino gritos de desesperación. Las aves negras salieron del perfecto camuflaje de la niebla; no hay mas escapatoria sino la futilidad de seguir corriendo.
Luego silencio... y un ligero silbido seguido de otro y del estruendo solo se cultivo devastación.
El sol salió de nuevo, iluminando lo que ahora es polvo y ceniza, huesos, carne y fuego.
Solo quedamos unos pocos con una pluma en la mano, pluma de una paloma que parece habernos abandonado, pluma que ahora utilizamos para dar el primer grito...de venganza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario